Los niños olvidados

Los niños olvidados caminan en la oscuridad y en la clandestinidad.

Los niños olvidados son desconocidos y no piensan como otros niños recordados.

Los niños olvidados tienen la mente libre del diluvio de arena.

Los niños olvidados son de otro universo, cuando la Tierra no era como es ahora.

Anhelan y respiran la verdadera libertad.

Más allá de las palabras y los rituales gritados en el tiempo

Viven en silencio

Y son estrellas mudas que irradian energía.

Los niños olvidados nunca duermen

Ellos erigen altares sólo hacia ellos mismos

Testigos mudos de la única realidad

Aquella que las palabras no describen ni rascan.

Los niños olvidados son como sombras transparentes

Subiendo al cielo

Como las chispas del gran fuego del amor.

Los niños olvidados tendrán

La tierra y los cielos como legado de su sufrimiento

Y cuando

Besados en los labios ahora tumultuosos de pasión

Ascenderán a lo inconmensurable

Todo será consumido

En el estruendo de mil millones de tormentas eléctricas

Y en la luz de los infinitos soles.

MRA