El poder de la devoción

No mucha gente sabe que uno de los mayores poderes del ser humano que puede llevarlo más allá de lo humano, es el poder de la devoción.

La devoción es una técnica muy precisa que viene de la capacidad de amor del ser humano para el logro de todos los fines.

Dicho esto, uno debe entender que el poder de la devoción es algo tan infinito como el poder del amor y que ningún otro poder es comparable a él. Incluso cuando alguien dice que al final su camino es el conocimiento, no se da cuenta de que para lograr lo que dice necesita o ha necesitado devoción. Un médico no se convierte en un doctor sin devoción al estudio de la medicina de la misma manera que un ingeniero no se convierte en un ingeniero sin devoción a la ingeniería. La devoción es el combustible sin el cual el motor no funciona y ni siquiera yo habría llegado a donde estoy, si hubiera llegado a algo, sin la facultad de la devoción a la cosa misma. El problema es que uno encierra la devoción sólo en un mundo de religiosidad y por lo tanto sólo se le adhiere los místicos, mientras que incluso alguien que quiera convertirse en carnicero debe cultivarla, de lo contrario no se convertiría en carnicero o se convertiría en un mal carnicero.

La devoción es dirigir todo el amor hacia algo que se considera importante como se hace con un recién nacido que necesita cuidados. Sin esta actitud, la devoción no funciona y no se sobresale. Por eso, incluso en la Ciencia Amónia, la devoción es fundamental porque siempre hay que practicar con tenacidad lo que se nos da, pero la tenacidad no es suficiente porque indica un esfuerzo de la mente, mientras que la devoción no tiene esfuerzo porque es sólo AMOR.

¿El amor requiere esfuerzo para manifestarse? Si requiere un esfuerzo, no es ciertamente amor, y así, si tienes devoción por las cosas que haces, no sólo parecerán fáciles de hacer, sino que se convertirán en realidad. Por lo tanto, el ser devoto no debe ser visto como una debilidad sino sólo como una fuerza imposible de entender por aquellos que no tienen devoción. Pero sería fácil de entender si viéramos que la gente pone su devoción en las cosas más tontas y que sólo les hace perder el tiempo. El deporte así como la animación en el deporte, por ejemplo, es sólo un desperdicio de lo que podría ser una terrible fuerza para el éxito en otros campos. Cuánto tiempo se pierde en la vida trayendo la mayor fuerza que tenemos a las cosas inútiles. Pero ciertamente es el período que vivimos el que nos trae esto y hacerlo porque estimula sólo los deseos materiales y ciertamente no hacia los logros más altos.

La devoción para quienes la cultivan es ya en sí misma una garantía de libertad y fuerza, una garantía de amor y una garantía de logro final. No os engañéis, porque nada en la vida se puede conseguir sin que esté devoción, o sin que tenga el papel más importante, y repito, para aclarar a todos, INCLUSO EN LA CIENCIA AMÓNIA, LA DEVOCIÓN DEBE ESTAR PRESENTE, Y QUIEN SE ACERCA SIN DEVOCIÓN TENDRÁ DELUSIÓN COMO TODO LO QUE NO ESTÉ APRENDIDO POR EL CORAZÓN, EL ÚNICO ÓRGANO QUE PUEDE DAR LA DEVOCIÓN.

DEDICARSE A UN DIOS O A UNA MANIFESTACIÓN O A UN MAESTRO ETC. CONDUCIRÁ A LA DEFINICIÓN DEL CAMINO PARA LLEGAR AL LOGRO FINAL ENSEÑANDO CUÁL ES EL OBJETIVO. Así que ser devoto no debe ser visto como una caída o una falta de columna vertebral o estar satisfecho un camino « menor », un gran error, sino más bien como el mayor regalo que nuestro destino podría darnos, porque siendo devoto, uno se asimila a la cosa a la que es devoto y ¡por lo tanto se convierte en LA COSA MISMA!

Así que, si se ve cómo debe ser, la devoción además de ser el combustible es también el motor de todo y hay que considerar la acción que ella entrega, llevándose desde un punto abajo hacia arriba. La devoción, en efecto, es el mayor ejemplo de la propia voluntad extraída hacia una meta aún lejana, pero precisamente por el hecho de dedicarse a ella… ¡está ya alcanzada! Solo será cuestión de tiempo, ya que vivimos en el tiempo y en el espacio ¡pero ya está alcanzada! Para él que comprende todo esto, el camino inmenso de la realización se abre, y de esta manera adorar a Krishna o Shiva o la Diosa Madre u Odin o quienquiera que DESEE ser gozado, es de hacerse uno con aquel principio y así asumir sus poderes y posibilidades metafísicas hasta el punto que uno se hará EL DIOS O LA DIOSA DEL AMOR.

Así como uno se fusiona con lo que ama, también se fusionará con todo lo que se tiende por devoción: QUIEN AMA las drogas se convertirá en drogas, QUIEN AMA el fútbol se convertirá en fútbol, QUIEN SOLO AMA el sexo se convertirá en sexo y QUIEN AMA a un DIOS se convertirá en DIOS. SIEMPRE TIENES LA OPCIÓN…

Aquí está el poder de la devoción en unas pocas líneas, para aquellos que necesitan saber a qué apunta y qué es: SIN DEVOCIÓN el MUNDO TAMPOCO PODRÍA HABERSE HECHO… SI DIOS NO HUBIERA TENIDO DEVOCIÓN, NO HABRÍA EXISTENCIA. ENTENDEDLO BIEN, MÁS ALLÁ DEL ANTROPOMORFISMO DE ESTA ÚLTIMA FRASE, DE LAS MODAS DE HOY QUE NOS DESCRIBEN COMO DIOSES EXTRATERRESTRES, MIENTRAS QUE DEBEN VERLOS COMO PRINCIPIOS CONSTITUTIVOS DEL UNIVERSO, Y ENTENDERÁN LO QUE QUIERO DECIR Y ENTONCES ESTARÁN A UN PASO DE HABER VERDADERAMENTE LLEGADO Y DE SER VERDADERAMENTE LIBRES Y DESPIERTOS.

MRA